Noticias

Encuentro analiza la defensa y promoción de los derechos de convivencia multicultural

En una jornada transversal de reflexión respecto al reconocimiento de las distintas comunidades indígenas, un grupo de académicos y representantes de distintas instituciones discutieron las distintas vicisitudes que presenta el constante intercambio social y el continuo trabajo por un una defensa y promoción de derechos de convivencia multicultural.

El seminario "Autonomía, Territorio y Derechos Humanos", organizado por el Centro de Derechos Humanos (CDH), tuvo como invitados al profesor Salvador Millaleo; la investigadora del Centro de Estudios Públicos (CEP), Isabel Aninat; el fiscal del Ministerio de Desarrollo Social, Jaime Gajardo; y el dirigente de la Coordinadora Arauco-Malleco, Héctor Llaitul.

En la actividad, realizada el pasado 21 de agosto, los expositores manifestaron las diferentes aristas que representa el desafío intercultural, y la lucha del pueblo mapuche por el territorio y su autonomía.

Es así como el profesor Millaleo mencionó las deficiencias y desproporciones en las relaciones del Estado con los pueblos originarios y su deficiente marco penal, como también la importancia y necesidad de generar un plurinacionalismo que reconozca las distintas comunidades en base a una institucionalidad política y no sólo respecto de derechos culturales.

En la misma línea, Isabel Aninat se refirió a la complejidad mapuche respecto a la realidad local y las distintas tensiones entre una "identidad nacional versus identidad indígena". Apoyándose en un estudio estadístico del CEP, la investigadora dio cuenta de cierta "neutralidad social" respecto a la autonomía del pueblo originario y de su reivindicación de territorios.

El fiscal Jaime Gajardo, por su parte, remarcó la importancia del multiculturalismo en el Gobierno, lo que conlleva tanto el reconocimiento del Estado de sus responsabilidades, especialmente a través de la reparación, y la representación política en distintas organizaciones, dando cuenta de la necesidad de reformar la ley indígena del 1993 y la valoración por iniciativas como el Ministerio de Pueblos Indígenas y el proceso constituyente indígena.

Finalmente, el dirigente Héctor Llaitul apuntó a la reivindicación del territorio como eje de lucha mapuche en contra de la industria extractiva. Finalmente, destacó que el pensamiento mapuche debería direccionarse hacia la descolonización y la autonomía, como un proceso de lucha constante que se basa en la tierra y los derechos, para lograr una autonomía como aspiración del legado de los ancestros y no como una lucha contra los chilenos.

Compartir:
http://uchile.cl/d136997
Copiar