Noticias

Sociedad de Debate Canónigo Meneses toma la palabra y apuesta por el humor como un punto de encuentro entre estudiantes y profesores

El Canónigo Meneses, la mascota de esta sociedad de debate humorístico y quien tiene la última palabra en torno a los vencedores en las discusiones."El ser humano es el peor virus". Ese fue el tema del primer debate propuesto por la Sociedad Canónigo Meneses. El encuentro se realizó a fines de mayo, de manera virtual y en uno de los momentos más complejos en el control de la pandemia del Covid-19. Pese a las adversidades, se concretaba uno de los deseos de David Quintana, alumno, presidente y fundador de esta sociedad estudiantil de debates humorísticos.

La idea surgió el año 2017, inspirados en la escena cómica universitaria tan característica del Reino Unido. “En algún momento, no recuerdo en qué orden, vi por una parte algunos debates cómicos de organizaciones estudiantiles centenarias como la Oxford Union y la Cambridge Union, que son encuentros adicionales a los debates  serios que organizan más regularmente, y por otro lado, escuché al profesor Miguel Orellana Benado comentar en clases sobre la existencia de una sociedad en Balliol College, Oxford (la Arnold & Brackenbury Society), que se dedicaba exclusivamente a realizar este tipo de debates, y en la que tenían un pájaro como mascota al que llamaban Mr. Gladstone”, relata Quintana sobre los orígenes de la Sociedad Canónigo Meneses, o SCM para los entendidos.

La SCM promueve el encuentro distendido entre estudiantes y profesores por medio del debate humorístico, en un formato que privilegia el uso de argumentos ridículos y recursos retóricos para hacer reír y persuadir a la audiencia por sobre los argumentos lógico-racionales. Hasta ahora se han realizado tres debates, con la participación de estudiantes de otras universidades, académicos y autoridades, como el Rector Ennio Vivaldi. Los temas en discusión, muy controvertidos, por cierto: "No hay mal que por bien no venga" y "Los chilenos somos los británicos de Latinoamérica".

Continuando con la historia de la Sociedad, Quintana cuenta que el año 2018 se puso en contacto con una alumna de Balliol, Eliza McHugh, quien era por entonces copresidenta de A&B, quien le compartió información sobre las tradiciones de la A&B, además de describir en detalle la manera de conducir las sesiones y algunos consejos. Con estos antecedentes, David le explicó la idea más más consolidada al profesor Orellana Benado, quien se comprometió en ayudar en lo que sea necesario para que se concrete. Ese año, además, el fundador de la SCM adquirió un pájaro disecado muy antiguo, comprado en una subasta de una anticuaria alemana. “Si bien en otros debates no se usa lo de tener una mascota, hablarle a un pájaro que no oye, ni entiende lo que se le dice y al que se trata con muchas ceremonias, como hacen todavía en A&B no sólo me parecía muy jocoso de imaginar, de ver y de hacer, sino que además es una caricatura muy vívida de lo que a menudo ocurre en la política, universitaria y nacional”, afirma el Presidente de la SCM.

“El último impulso se lo dimos en 2019, que yo considero el año en que finalmente nos organizamos como Sociedad, porque comenzamos un esfuerzo colectivo que condujo a resultados más concretos”, prosigue el estudiante. La elección de Boris Johnson como líder del partido conservador y Primer Ministro de Reino Unido, a mediados de agosto, fue una noticia que sirvió para despertar el interés entre los alumnos, posteriormente contaron de la idea de la Sociedad en un podcast y la buena recepción, sobre todo de los estudiantes de primer año, fue el impulso final. La SCM nace a comienzos de septiembre, con los estudiantes Nicolás Aburto y Luz Soto, y al profesor Miguel Orellana Benado como sus miembros fundadores. “Decidimos también utilizar la figura del Canónigo Meneses para darle nombre al pájaro y a la Sociedad. Como todo lo hacemos un poco por embromar, nos pareció un buen chiste ensalzar al sacerdote Juan Francisco Meneses en una universidad con fama de laica, quien además como abogado se las ingenió para pasar de ser uno de los realistas más fervorosos a ser fundamental en las instituciones republicanas”.

El debate inaugural, sobre la proposición "Lo que este país necesita son más abogados", estaba planificado para el 17 de octubre, pero por una cuestión logística se movió al 24 de octubre en la Sala de Facultad, donde existe un retrato del canónigo Meneses. Sin embargo, producto del estallido social todo debió suspenderse. El plan era retomar el encuentro durante el primer semestre de 2020, pero esta vez el obstáculo fue la pandemia. Finalmente, a través de la plataforma Zoom, se realizó el debate inaugural el 29 de mayo, ahora sobre la proposición "El ser humano es el peor virus".

David Quintana cuenta que los encuentros “han salido mucho mejor de lo que esperábamos, en términos de asistencia y participación. Los debates nos han permitido sentir que todavía somos una comunidad, pese al aislamiento y la distancia. El humor es para nosotros un fin en sí mismo, pero también buscamos que los debates sean un espacio para generar un encuentro distendido entre estudiantes y profesores, e incluso autoridades académicas”. Además, vislumbra un apoyo pedagógico en todo: “creemos que el ejercicio que hacemos en los debates nos permite también desarrollar competencias lingüísticas, retóricas y performativas, que son útiles para abogados en formación”.

Lo que viene para el futuro es entusiasmar a más estudiantes para que se sumen a las filas de la Sociedad Canónigo Meneses. “En cada debate invitamos de entre quienes improvisan como parte del público, a dos de los estudiantes que nos parecieron más divertidos y articulados, para que se integren a la Sociedad y sean los oradores principales del siguiente debate”, explica el Presidente. Todo con el fin de dar continuidad a una iniciativa de humor en tiempos no precisamente alegres, para que así, una vez superadas las clases telemáticas y los encuentros virtuales, quién sabe si se convierte en una tradición más de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

Compartir:
http://uchile.cl/d169888
Copiar