Nueva Constitución: ¿Asegurará la protección y resguardo del medio ambiente?

Entrevista a Isaías Urzúa y Antonio Pulgar, Asistentes de Investigación del Centro de Derecho Ambiental, publicada por Revista Alma Verde, el 05 de agosto de 2020.

La deuda de la legislación ambiental en Chile es histórica, y cuando quedan pocas semanas para iniciar el proceso de plebiscito por una nueva Constitución, el cambio climático, calidad del aire, ecosistemas y biodiversidad resuenan cada vez más fuertes en la sociedad. Pero, ¿este cambio asegurará la protección al medio ambiente en nuestro país?

Si bien los expertos concuerdan en que una nueva Constitución no solucionará todos los problemas medio ambientales en Chile, sí creen que permitirá priorizar en la legislación la importancia sobre estos temas, más aún, cuando existe un número importante de la población que enfrenta una crisis ambiental que tiene consecuencias hoy, y serán aún más graves en un futuro próximo.

Conversamos con Lohengrin Cavieres, investigador del Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB), quien pone en perspectiva la situación actual, explicando que “el mejor ejemplo hoy en día, es esta pandemia que surge porque hay un uso y abuso a nuestros recursos y especies naturales, y eso te va demostrando lo importante que es observar a la naturaleza y biodiversidad de un modo distinto. Entonces yo quisiera que el Estado y el Ministerio de Medio Ambiente se hiciera cargo precisamente de eso, para relacionarnos con el tema medio ambiental ahora, y pensando en el futuro, pero no en 100 años más. Es necesario que el Estado comience a ser proactivo con lo que realmente necesitamos”.

Por su parte, Isaías Urzúa, abogado de la Universidad de Chile y asistente de investigación del Centro de Derecho Ambiental de la misma casa de estudios, cree que nos encontramos en un punto límite en cuanto a la posibilidad de la supervivencia de la humanidad en el planeta. “Los impactos en nuestra vida que conlleva la crisis se intensifican en aquellas personas más vulnerables, lo que ha alimentado la sensación de malestar social en nuestro país . La temática ambiental tiene una relevancia significativa, pues cruza transversalmente las decisiones que como comunidad debemos hacernos para definir el devenir de nuestra gente, asegurando el derecho a un medio ambiente sano a todas las personas, sin distinción”.

Desafíos legislativos

En su plataforma web, Greenpeace asegura que “una nueva constitución no solucionará los pendientes ambientales que tiene Chile, pero sí abriría la posibilidad a que se pueda legislar sobre temas en los que hoy no es posible hacer grandes reformas, puesto que la constitución actual no lo permite. Y uno de esos temas es el agua”.

Solo por nombrar algunas de las deudas y desafíos de la legislación chilena con el medio ambiente, podemos mencionar la escasez hídrica que afecta a más de 56 comunas del país, la protección y recuperación del uso de suelo, el resguardo de flora y fauna nativa amenazadas, el control de la industria salmonera, agrícola y forestal, el compromiso con el cambio climático en la reducción de los gases efecto invernadero, entre tantas otras.

Por su parte, el Presidente Sebastián Piñera anunció en la última cuenta pública algunas medidas para comprometerse con el medio ambiente, entregando detalles sobre eliminar en su totalidad las emisiones de carbón para el 2050, modificar el sistema de transporte y reemplazarlo por combustibles limpios, y aumentar la implementación de embalses, entre otras.

Antonio Pulgar, abogado y asistente de investigación del Centro de Derecho Ambiental Universidad de Chile enfatizó que “las principales deudas es que efectivamente las decisiones públicas que se tomen en materia ambiental sea un ejercicio realmente democrático, en donde se considere activa y participativamente a las comunidades que pueden ser afectadas por proyectos de inversión. Esto se cruza con una necesidad de descentralizar las decisiones que suceden en distintos territorios a lo largo del país”.

Para el investigador del IEB, Lohengrin Cavieres, consideró que parte del desafío en la nueva Constitución está en incluir la preocupación social sobre la biodiversidad ““Es primordial ser enfáticos en mencionar la importancia de mantener y preservar nuestra biodiversidad en la legislación, porque dependemos de ella fuertemente, entonces debería reconocerse la importancia de los paisajes naturales para nuestro devenir como sociedad chilena”.

¿Y el compromiso social?

Los tiempos han cambiado, y muchos de nosotros podremos recordar que durante años el compromiso ambiental no existía en las conversaciones cotidianas o informaciones públicas. Pero hoy se escucha a más personas uniéndose en este compromiso a lo largo del territorio nacional.

Sin embargo, ¿es suficiente?. Cavieres realiza un análisis sobre lo que significa tener una conciencia verde integral en el sentido de que “do lo que yo haga tiene un efecto, y como sociedad tenemos que dimensionar esos efectos. Entonces, el único modo de hacer cambios profundos tiene que ver con una educación profunda, las consecuencias de tirar un envase de yogurth o basura en nuestro entorno, es un aprendizaje que debe comenzar en las aulas. Por otra parte, todos los beneficios que nosotros obtenemos provienen de la naturaleza, el aire que respiramos es producto de las plantas que liberan oxigeno, entonces alguien va decir: “plantemos un montón de árboles”. No se trata de eso, porque en algunas situaciones necesitaremos arbustos, hierbas, entonces necesitamos conocer la importancia que tiene cada especie para el ecosistema, y debemos traspasar ese conocimiento, establecer ese puente, involucrándonos todos, y cuando esto llegue a la gente joven ahí vamos a hacer un clic de verdad”.

Compartir:
http://uchile.cl/d166349
Copiar