Propuestas ambientales de Sofofa

Carta abreviada de las profesoras Valentina Durán y Ximena Insunza, publicada en el Diario Financiero, el 10 de septiembre de 2020.

Versión extensa de la carta:

Estimada Directora:

No podemos sino manifestar nuestra sorpresa frente a las propuestas ambientales de SOFOFA para promover la inversión, expuestas el día 8 de septiembre en el medio que usted dirige.

Si bien siempre es posible hacer más eficiente la gestión, parece surrealista, en el momento que estamos viviendo, lo señalado por el Sr. Bernardo Larraín Matte respecto a que el sistema de permisología habría dejado de subir los estándares ambientales, y la propuesta de especies de "contratos-ley" para dar estabilidad normativa en materias de aguas, autorizaciones ambientales y uso de suelo, a ciertos y determinados proyectos.

En un mundo global afectado por la crisis del cambio climático, en que el Estado ha asumido compromisos a nivel internacional y con un medio ambiente presionado y degradado en las últimas décadas, parece impensable que se quiera aprovechar una pandemia para relativizar el cumplimiento de la normativa ambiental, que en muchos sentidos está en deuda por la escasa e insuficiente regulación y fiscalización.

Hace 10 años el economista Lord Nicholas Stern demostró que los costos de la inacción eran mayores a los de la acción climática, y tanto el FMI como el Banco Mundial han constatado el efecto en el PIB del cambio climático. La necesaria inversión pide certezas y estabilidad. La certeza nos la da hoy la ciencia que describe y proyecta la crisis ambiental y climática que enfrentamos, y nos impone actuar con sentido de urgencia en esta década decisiva. La estabilidad, si es posible, se construye cuidando la casa de todos, y asumiendo, las personas, las empresas y el estado, los deberes que nos corresponden ante las generaciones futuras.

El cuidado y la preservación de la naturaleza así como el modelo de desarrollo que queremos estará presente en el proceso constituyente, por lo que tratar de garantizar, antes, proyectos por secretaría nos parece sinceramente una muestra más de la desafectación de la élite con la ciudadanía. En otras latitudes el empresariado se está subiendo al carro de la reactivación sostenible, la misma que el Sr. Larraín junto a un grupo de empresarios, entiende como parte de lo que llaman "un nuevo equilibrio". Esperamos más de una multigremial tan importante como SOFOFA.

 

Valentina Durán Medina y Ximena Insunza Corvalán
Profesoras de Derecho Ambiental, Facultad de Derecho U. de Chile

 

*Las opiniones vertidas en esta sección son personales y no representan al Centro de Derecho Ambiental ni a la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

Compartir:
http://uchile.cl/d168600
Copiar